Publicado en Reseñas

Antonio Catalfamo, Variazioni sulla la rosa

Domingo, 10 Diciembre 2017 08:16

CatalfamoAntonio Catalfamo, Variazioni sulla la rosa. Chieti, Tabula Fati Editori, 2014, p. 120.

    Podemos afirmar que en toda escritura se descubre una lectura y, como tal,  toda obra literaria   puede leerse como un homenaje al autor o a los autores que se revelan en su trama. Variaciones sobre la rosa (2014) es el último libro de poemas del escritor siciliano Antonio Catalfamo (Barcellona, Pozzo di Gotto, Messina, 1962). Profesor de literatura teatral italiana, ensayista y director del Observatorio permanente de estudios pavesianos en el mundo, Catalfamo es un poeta que, con un especial sentido de su tiempo y una particular experiencia de su espacio vital, procura una productiva relación entre literatura y vida.

    Los poemas que el autor presenta en esta colección ofrecen el germen de una personal teoría de la lectura, en la cual el poeta se construye como lector de quien fuera uno de sus escritores de culto, el escritor piamontés Cesare Pavese. Su lectura promueve una desviación creativa de lo leído en una poesía compacta que funde, de manera nueva, la fuerza del mito y la historia. Con la intención de descubrir en su entorno una realidad simbólica singular, Catalfamo apela al recuerdo de su pasado personal moldeado en la fuerza del compromiso político del presente.

    Esta colección de poemas es, sin dudas, una celebraciòn al autor de Diálogo con Leuco, que entendió el mito griego como el sustrato cultural común y constitutivo de una comunidad, la voz arcaica de las angustias más primitivas e íntimas del hombre. Los poemas de Catalfamo articulan una temática personal en la que se advierte una original relación entre el pasado atávico y el compromiso con el tiempo presente. En sus versos, la fuerza expresiva del mito y la transformación que promueve el devenir temporal se entrelazan para dar sustento a una poesía que es compromiso con el presente y con las raíces ancestrales del mundo rural. La presencia de Pavese se hace explícita en el poema El Nido, que inicia la colección y delinea una serie de referencias internas en las que se funda esta intertextualidad activa: Il Nido è la Storia/ che si fa mito,/turbine di passioni,/che avvolgono e sconvolgono. È Castello di Atlante/d’ariotesca memoria.

    Heredero de la tradiciòn pavesiana, Catalfamo entiende la poesía como la posibilidad de construir a partir del recuerdo una mitología personal. La imagen símbolo de la rosa, que en su poesía adquiere gran potencia expresiva, encuentra un referente fundamental en el espacio familiar de la infancia que funda y otorga verdad esencial a su poesía. Lejos de todo artificio lingüístico y con un nominalismo escenial, los versos de Catalfamo articulan las huellas de su existencia en torno a esta simbología que, plena de significados, resalta las marcas más relevantes del tiempo vital, mítico y dinámico a la vez. Desde el centro mismo de la obra, el poema Variazioni sulla rosa, construye la imagen que marca el equilibrio interno y sujeta el sentido a la forma. Un poema que recrea, precisamente, el centro de un jardín personal e íntimo: espacio de la infancia que, rememorado, se vuelve mito.

    La rosa es el símbolo a partir del cual el yo lírico despliega el imaginario de la lucha política, de la fragilidad de la vida, de la perdurabilidad en el tiempo, de la fraternidad. A través de esta imagen se advierte, de un modo singular, la inscripción de la voz poética en el tiempo histórico. Como las langhe de Pavese, también este elemento autobiográfico ofrece a Catalfamo la materia necesaria para la conformaciòn de una imagen poética plena de significado. En el centro de sus recuerdos personales están las rosas del jardín familiar, el marco en torno al cual se sitúa la pequeña casa y transcurre la vida de un hombre que es abuelo, maestro de escuela, sindicalista y comunista. Destruídas una y otra vez por los jóvenes fascistas aún en el tiempo de la república democrática y repetidamente cultivadas por las mujeres de la familia, las rosas del jardín desafían la fuerza de la historia y actualizan, en el milagro de su ciclo, el misterio del tiempo. Rosas de ese jardín y   tesoro personal que dan sentido al tiempo de un hombre y al de toda su estirpe, el poeta las celebra en el poema Ancora una rosa: Canto ancora una rosa/ un triste sorriso/su labbra carnose/.È cresciuta in silenzio/nel giardino di casa/tra erbe malsane.

    En una particular relación con su espacio vital y su tiempo, el poeta siciliano funda la tensión que organiza sus versos. Estructurada en la experiencia el carácter regresivo e inmóvil del mito personal, su poesía se proyecta en el valor transformador de su compromiso histórico. La rosa es, en el poemario de Catalfamo, símbolo de lo inmóvil pero también de la transformaciòn. Es la imagen que estimula el recuerdo en el vasto territorio de la memoria. Pero la rosa es, también, símbolo de lo histórico en el que se reconocen los sentidos de su obra del autor: la fraternidad entre los hombres, la justicia y la igualdad, la lucha política y la mujer amada. Recreado en sus múltiples variaciones semánticas, este símbolo modula estéticamente las diferentes secciones de la colección, conenctando una variada temática personal.

    La relación mito / historia teje en esta obra una trama en la que la memoria del yo lírico recupera las marcas del tiempo y del espacio biográfico. En la simbología de la rosa se reconoce además la pasión por Sicilia, la tierra natal, lugar primigenio donde se funda el mito griego del origen. Este espacio vasto, el espacio siciliano, se carga de valor simbólico para revelar su potencia evocadora. Como acertadamente señala Cavallini (2014), Sicilia es una alusión a la fertilidad que establece directa relación con la diosa- madre –mediterránea. Tal como lo expresa en el poema, Sicilia es, además, la tierra fecunda, la mujer amada y el espacio político que funda en su devenir histórico el compromiso con el otro. Los versos del poema Rinascita della rosa aluden a este vínculo original y fecundo con la tierra: io vidi /la mammella e la collina/ nella mia infazia agreste/ma non capii/i rapporti fantastici/tra realta e simbolo. También Le guerre delle rose celebra el compromiso político y la libertad requerida por los comunistas en su lucha contra el fascismo. En esta relación se delinea el principal tema de la obra: el compromiso con la lucha política, con la tierra y con la mujer amada.

    Ya sea en la inmovilidad del pasado griego o en la fuerza transformadora de la lucha política que el poeta entiende colectiva e individual, Catalfamo crea en sus poemas una topografia primordial que muestra un mundo estratificado a lo largo de los siglos y en el que se puede comprender el significado último de la vida. Sicilia conforma ese “mundo total”. La suya es una experiencia de escritura nacida de la realidad de su tierra. El pasado griego arcaico y dramático que funda el origen ancestral de una comunidad a la que se siente fuertemente arraigado es la base de su presente, en el que se resignifican los valores del comunismo y que el poeta presenta sentidamente en el poema Non so. La lucha por la vida en la aridez del mundo rural siciliano enfrenta a los hombres entre sí y amenaza la confianza en los procesos políticos. Solo el comprmiso con el ideario comunista como lucha continua y fraternal ofrece al poeta promisorias esperanzas y asegura la camaradería. Así animado por una pasión política y moral que se resuelve en las ideas y en la escritura, Catalfamo presenta a Sicilia, en los límites de un espacio y un tiempo propios, con su autonomía cultural, con la clase obrera y el campesinado, con sus costumbres proveedoras de identidad y por tanto de pertenencia.

    Resignificando uno de los ejes que está en la génesis del sistema literario italiano, la poesía de Catalfamo da voz a la imagen del intelectual civilmente comprometido que, en un diálogo activo con la historia, entiende la literatura como una manera de intervenir en la realidad. También como Pavese y en consonacia con una tradición que conjuga la fuerza de trabajo con la voluntad de cambio, el poeta abraza el comunismo como camino hacia la libertad. La fuerza de una lucha política es la que anima sus versos: una decidida voluntad de construcción estilística, entendida como modelo de vida realizada a través del ejercicio de la literatura.

 

Silvia Cattoni

Utilizamos cookies para facilitar el uso de nuestra página web. Las cookies son pequeños ficheros de texto que su navegador almacena en el disco duro de su ordenador y que son necesarias para utilizar nuestra página web. Las utilizamos para entender mejor la manera en la que se usa nuestra página web y de esta manera poder mejorar consecuentemente el proceso de navegación. Las cookies son el referente que nos indica, por ejemplo, si una página de nuestra web ha sido vista con anterioridad, o si su visita es nueva o recurrente. Las cookies que utilizamos no almacenan datos personal alguno, ni ningún tipo de información que pueda identificarle. En caso de no querer recibir cookies, por favor configure su navegador de Internet para que las borre del disco duro de su ordenador, las bloquee o le avise en caso de instalación de las mismas.