Publicado en Reseñas

Ancora su 'Variazioni sulla rosa'

Sábado, 28 Julio 2018 06:30

CatalfamoAntonio Catalfamo, Variazioni sulla rosa. Chieti, Tabula Fati Editori, 2014, p. 120.

 

Perché chi dice bugie
cammina libero per le strade
e chi dice la verità finisce in prigione?
Fiabe

     A lo largo de una vida puede leerse tanta poesía. A lo largo de una vida pueden leerse tantos poetas. Lo que no es tan sencillo, a lo largo de una vida, es reencontrar el compromiso ético, moral, político de un poeta que antes que nada es (o, por lo menos siempre debería ser) un ser capaz de recuperar la perdida tradición de esos humanistas que supieron concebir el propio mundo como un espacio de condivisión con el otro que, finalmente, no es otro que uno mismo. Antonio Catalfamo (n. 1962) - comprometido y multipremiado estudioso siciliano de literatura italiana, director del “Centro Studi Nino Pino Balotta” de Barcellona Pozzo di Gotto (Messina) y coordinador del “Osservatorio permanente sugli studi pavesiasi nel mondo” con sede en Santo Stefano Belbo (Cúneo), en la casa natal del autor de La luna y las fogatas - pertenece a ese grupo selecto y poco común de poetas - humanistas que han sabido unir a sus propios recorridos intelectuales, una sensibilidad extraordinaria y una delicada capacidad lingüística con las cuales poder transformar las angustias de nuestro mundo en virtuosa poesía. El texto que hoy comentamos, Variazioni sulla rosa llega luego de un intenso recorrido poético de Catalfamo, el cual comprende siete poemarios, cuyos títulos ya constituyen, de por sí, un verdadero programa cultural que nos lleva a pensar a su enorme capacidad para construir un diálogo con otros tantos poetas a lo largo del tiempo: Il solco della vita (1989); Origini(1991); Passato e presente (1993); L’eterno cammino (1995); Diario pavesiano (1999); Le gialle colline e il mare (2004) y Frammenti di memoria (2009). En un mundo asediado por la aparente, necesaria inmediatez del “aquí y el ahora”, de la cultura del descarte, nuestro autor nos propone - es más - nos obliga a detenernos, a pensar en la necesidad de repensar nuestros modos de leer poesía, de volver a ese tiempo mítico y originario, en el que cada verso leído constituía una ocasión única e irrepetible, capaz de reconstruir el tejido herido de nuestro vasto mundo. Frente a la efímera cultura del fast, hete aquí un necesario y provocador regreso al slow reading, porque sólo por medio de esta operación de lectura íntima, lenta y personal, a la vez que necesariamente atenta y rigurosa, puede lograrse un acercamiento cabal a los múltiples recorridos con los cuales Antonio Catalfamo logra sacudir nuestras conciencias adormecidas en medio de los rumores ensordecedores de nuestro propio tiempo. Poesía necesariamente introspectiva, al tiempo que homenaje y diálogo abierto con tantos poetas y escritores de ayer y de hoy (de Ariosto a Ruzante, de Saba a Pasolini, de Homero a Pavese, de Gramsci a Brecht, de Hikmet a Ritsos, de Dante Alighieri a Guido Cavalcanti, de Sándor Petöfi a Pablo Neruda) con los que el autor de estas Variazioni construye un universo intertextual que pone permanentemente a prueba la propia formación cultural del lector. Poesía donde, como en un gran fresco del mundo, el mito, la tierra, la mujer, el compromiso político, las tensiones entre dominados y dominantes, entre varones y mujeres, entre ciudad y campo, entre cultura popular y cultura de élite, entre filosofía y ciencias “duras”, entre la isla y la terraferma, entre Grecia y Roma, entre compromiso social y efímeras vanidades políticas... Y entre todas estas tensiones, la rosa que se eleva como elemento esencial de la belleza del mundo, pero a la vez también como símbolo, imagen y metáfora siempre viva y resignificada de una lucha contínua, del pasado, del presente y del futuro, que no puede ni debe ser acallada porque, para decirla con Elsa Morante ... e la Storia continua...

     “I discorsi più veri / si fanno con persone / incontrate per caso”, dice el poeta en “Ancora una rosa”. Estoy convencida de que éste es el destino final de este maravilloso poemario: la construcción de un diálogo verdadero, duradero y profundo, con nosotros, lectores, encontrados casualmente en la inmensidad de nuestro roesso mondo, de ruzantiana memoria.

 

Fiabe

A Natale avevo la febbre

e mio padre mi leggeva Rodari.

Un’altra bambina ha ora la febbre

e la mamma le racconta le fiabe.

La Befana non fa più doni,

li vuole pagati,

magari a rate mensili.

I giocattoli entrano in sciopero,

scappano dalla vetrina illuminata,

si danno in dono ai bambini poveri.

Perché l’elefante dovrebbe camminare

eretto come gli uomini

e non gli uomini a quattro zampe

come gli elefanti?

Perché chi dice bugie

cammina libero per le strade

e chi dice la verità finisce in prigione?

Gelsomino, con la sua voce possente,

abbatte le mura delle carceri

e libera gli innocenti.

Si assopisce la bimba

e comincia a pensare

che il mondo gira storto

e bisogna raddrizzarlo coi sogni.

 

Fábulas

En Navidad tenía fiebre

y mi padre me leía a Rodari.

Otra niña tiene ahora fiebre

y la madre le cuenta unas fábulas.

La Befana ya no regala nada,

quiere que le paguen,

tal vez en cuotas mensuales.

Los juguetes comienzan una huelga,

escapan de la vitrina iluminada

y se regalan a los niños pobres.

¿Por qué el elefante debería caminar

erguido como los hombres

y no los hombres en cuatro patas

como los elefantes?

¿Por qué quien dice mentiras

camina libre por las calles

y quien dice la verdad termina en la cárcel?

Gelsomino, con su voz poderosa,

derriba los muros de las cárceles

y libera a los inocentes.

Se adormece la niña

y comienza a pensar

que el mundo gira torcido

y se necesita enderezarlo con los sueños.

 

Nora Sforza

Utilizamos cookies para facilitar el uso de nuestra página web. Las cookies son pequeños ficheros de texto que su navegador almacena en el disco duro de su ordenador y que son necesarias para utilizar nuestra página web. Las utilizamos para entender mejor la manera en la que se usa nuestra página web y de esta manera poder mejorar consecuentemente el proceso de navegación. Las cookies son el referente que nos indica, por ejemplo, si una página de nuestra web ha sido vista con anterioridad, o si su visita es nueva o recurrente. Las cookies que utilizamos no almacenan datos personal alguno, ni ningún tipo de información que pueda identificarle. En caso de no querer recibir cookies, por favor configure su navegador de Internet para que las borre del disco duro de su ordenador, las bloquee o le avise en caso de instalación de las mismas.