Publicado en Reseñas

La venus de Florencia

Viernes, 27 Junio 2014 13:56

WARBURG Botticelli

ABY WARBURG, Sandro Botticelli, trad. Jürgen Dieffenthal, Casimiro, Madrid, 2010, 95 pp. ISBN: 978-84-938375-6-3

    Como escribe el artista, crítico e historiador del arte argentino Jorge López Anaya, cuyo artículo de 2007 publicado originalmente en La nación abre, a la manera de una introducción, el ágil libro que aquí nos ocupa, Aby Warburg (Hamburgo, 1866-1929), entre finales del siglo XIX y principios de XX, propuso una nueva y fundamental concepción de la historia del arte caracterizada, antes de nada, por la necesidad de superar los límites entre disciplinas como la historia, la filología, la psicología o la antropología. Elaborando una auténtica “ciencia de la imagen”, que lo consagraría como uno de los padres del método iconológico, Warburg superaba asimismo las ya renovadoras investigaciones de Heinrich Wölfflin, rechazando la idea de una historia del arte que se limitase a ser mera ‘historia de estilos’. En la primera década del nuevo siglo, el gran historiador llegaría a la formulación de un concepto destinado a una fortuna duradera, la fórmula emotiva o Pathosformel, “la noción de una organización atemporal de los significados, las formas y las emociones” que, atravesando “pueblos y civilizaciones”, atraviesan a la vez el tiempo desde la antigüedad a la Modernidad europea abriéndose a una dimensión mítica que ve la supervivencia de los símbolos y la persistencia de las emociones.

    Warburg realizó su formación académica –estudiando, entre otras cosas, historia del arte, arqueología y filosofía– entre 1880 y los primos años de la década sucesiva, desplazándose entre Bonn, Múnich, Florencia y Estrasburgo, al lado de maestros importantes como Karl Lamprecht, Carl Justi y Hubert Janitschek. Con este último realizó su trabajo de investigación doctoral, cuyo título es Sandro Botticellis 'Geburt der Venus' und 'Frühling'. El subtítulo del trabajo (Eine Untersuchung über die Vorstellungen von der Antike in der Italienischen Frührenaissance, ‘Investigación sobre la imagen de la antigüedad en el primer Renacimiento italiano’) nos anticipa que estamos delante de uno de los momentos de fundación del método de Warburg. Gracias a la pequeña editorial madrileña Casimiro, la disertación, publicada en alemán en 1893, se puede leer en español, en la versión de Jürgen Dieffenthal.

    Con una evidente anticipación del método que luego perfeccionaría en las obras principales, en este trabajo Warburg analiza dos obras maestras del pintor florentino Sandro Botticelli, las celebérrimas Primavera y La nascita di Venere, datables entre las dédacas de los setenta y ochenta del siglo XV. Cotejando agudamente fuentes literarias, históricas y artísticas, el estudioso individua numerosas correspondencias entre las pinturas de Botticelli y los versos del poeta florentino contemporáneo Angelo Poliziano, y muestra de tal manera cómo se actuaba en estos años una auténtica “vuelta a la vida de lo antiguo”, la cual, por supuesto, implicaba la misma familia Medici, mecenas tanto del poeta como del pintor. En palabras del autor, objetivo de este estudio es “exponer la manera en que Sandro Botticelli se acercó a la visión que su época tenía de la Antigüedad”: centrándose sobre todo en las figuras femeninas y sus vestiduras, Warburg individua, por ejemplo, en el afán por captar los movimientos de los elementos secundarios una “tendencia imperante en los círculos artísticos del norte de Italia desde principios del siglo XV”.

    En el caso de La nascita di Venere, asistimos a una representación casi puntual del nacimiento de la diosa así como lo describe el poeta en Le Stanze de messer Angelo Poliziano cominciate per la giostra del magnifico Giuliano di Pietro de Medici, el poema en octavas compuesto en memoria de Giuliano, hermano menor de Lorenzo, por la victoria en un torneo celebrado en 1475, tres años antes de la muerte prematura del joven. Por otro lado, en La primavera, un ejemplo particularmente emblématico es representado por la escena de persecución erótica que concluye el cuadro en el lado derecho. Según Warburg, las dos figuras también estarían inspiradas en Poliziano, que a su vez retoma, en su Orfeo y en Le Stanze per la giostra, la descripción ovidiana de la persecución de Dafne por parte de Apolo: la conclusión a la que llega Warburg es que Poliziano fue el “mentor” o “consejero” de Botticelli tanto en La primavera como en La nascita di Venere. Es más, los dos cuadros se complementan el uno con el otro, ya que representan dos episodios sucesivos en el relato del mito de Venus: después del nacimiento de la diosa, surgida del mar e impulsada por los céfiros hacia la orilla, vemos cómo ésta, llegada en Chipre, ya con sus ornamentos reales, es asistida por Hermes, las Gracias, Amor y Flora.

    Después de las primeras dos partes dedicadas a las dos obras de Botticelli, concluye el libro un tercer capítulo, titulado Botticelli y Leonardo, donde el autor recopila algunas pruebas, una vez más a partir de fuentes artísticas y literarias, que podrían demonstrar que la Hora de la primavera del cuadro es un retrato idealizado de Simonetta Vespucci, la amante de Giuliano de’ Medici cuya muerte, ocurrida en 1746, es mencionada por Poliziano en sus Stanze, y que sería a su vez el sujeto de un famoso retrato póstumo del mismo Botticelli. Algunos dibujos de Leonardo, conservados en la biblioteca de Windsor, nacen en este contexto y, según Warburg, se explican mejor si se hace referencia a las figuras que aparecen en el poema conmemorativo de Poliziano. En un recorrido en el que tout se tient, Warburg acompaña el lector en una imaginaria biblioteca-museo de la Florencia de finales del siglo XV.

     Enriquecido por fotos e imágenes en colores, Sandro Botticelli es un libro interesante tanto para el apasionado de historia del arte como para el lector interesando en esta fase fundamental del primer Renacimiento toscano. Al mismo tiempo, por su tamaño y su lectura placentera, este librito puede ser la mejor manera para acercarse a la obra y la investigación de un autor imprescindible.

Paolino Nappi

Utilizamos cookies para facilitar el uso de nuestra página web. Las cookies son pequeños ficheros de texto que su navegador almacena en el disco duro de su ordenador y que son necesarias para utilizar nuestra página web. Las utilizamos para entender mejor la manera en la que se usa nuestra página web y de esta manera poder mejorar consecuentemente el proceso de navegación. Las cookies son el referente que nos indica, por ejemplo, si una página de nuestra web ha sido vista con anterioridad, o si su visita es nueva o recurrente. Las cookies que utilizamos no almacenan datos personal alguno, ni ningún tipo de información que pueda identificarle. En caso de no querer recibir cookies, por favor configure su navegador de Internet para que las borre del disco duro de su ordenador, las bloquee o le avise en caso de instalación de las mismas.